1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)
El Encaixe de Camariñas ha llegado hace unos días hasta la prestigiosa revista de moda Vogue de la mano de la diseñadora lucense Sara Lage, que fue la ganadora del concurso de diseñadores noveles en la edición de este año de la Mostra do Encaixe, con una colección de trajes de novia. En un amplio reportaje bajo el título de Firmas para novias intrépidas que probablemente no conocías aparecen los diseños exhibidos en la feria de Camariñas, además de otras nuevas creaciones, donde la joven modista define su trabajo “como una combinación perfecta de diseño y artesanía”. Se trata de trajes diferentes, hechos a medida, con estilo y tejidos “con historia elaborados por artesanos”.

La diseñadora y modista (como le gusta que le llamen) reconoce sentirse “muy contenta e ilusionada” porque la prestigiosa revista se fijase en sus colecciones. Sara Lage, de 31 años, admite que la pasarela de la Mostra do Encaixe fue su trampolín para dar a conocer sus trabajos y no tiene más que elogios hacia los encajes de Camariñas. Se presentó tres años al concurso, los dos primeros obtuvo el segundo premio y el tercero (en la edición de este año) conseguía el primero, lo que califica como un “reconocimiento” al trabajo realizado. Ahora su próximo objetivo será presentarse a la siguiente edición en la categoría de Firmas, al lado de colecciones de prestigiosos diseñadores a nivel internacional como Modesto Lomba, entre otros.

La creadora lucense, que ganó el primer premio en el concurso de diseñadores noveles, protagoniza un reportaje en la revista Vogue con vestidos de novia realizados con encaje

La joven diseñadora destaca que el Encaixe de Camariñas cuenta con unas cualidades perfectas para aplicar en los vestidos de novia, ya que es sinónimo de “riqueza, delicadeza, elegancia...”. “El encaje colocado en el lugar exacto es el equilibrio perfecto que se busca en un vestido de novia. Es puro arte”, asegura, al tiempo que destaca que seguirá apostando por las preciadas puntillas en todas sus colecciones. “Es un punto de diferenciación que me encanta. La verdad es que desde la primera vez que vi encaje de Camariñas me encantó”, añade.

Coincidiendo con su aparición en Vogue, la creadora también presentaba su colección de novias en un salón nupcial celebrado en la ciudad de Lugo, con cuatro estilos muy diferentes pero un elemento común en todos ellos: las aplicaciones de encaje. La creadora, que también cose sus propios diseños, confía en que muy pronto pueda vivir de este trabajo que le apasiona y abrir su propio taller en su ciudad natal. Supondrá un cambio de estilo en su forma de trabajar incorporando un toque de distinción en todos sus diseños que le da el encaje de Camariñas.

Encaje en Suiza


Una vecina de Camariñas y socia de la Asociación de Palilleiras Rendas, Dolores Bujeiro, también participó el pasado fin de semana en una feria de artesanía celebrada en Suiza donde exhibió varios trabajos de encaje realizados por las artesanas locales. Las puntillas de Camariñas cuentan con fama internacional, por lo que también tuvieron muy buena acogida en este país.

Vostede non ten permisos para comentar nesta noticia.